Sé por fe que Dios es Amor Infinito y Sabiduría Perfecta; que ni una hoja de hierba se mueve sin Su Voluntad; que, dentro de todos los hombres del mundo,  Dios te escogió a ti para que fueras mi padre; y, aunque como humano seas imperfecto, eres el padre perfecto para mí.  Te amo papá y le pido a Dios la bendición de amarte cada día más.  Yo soy tu sangre papá, a ti te debo la vida.  Sé que Dios nos ha unido, tú siempre serás una parte de mí y yo de ti.  Reconozco que tú me has amado aún desde antes de nacer. Hoy te confieso que siempre he necesitado de tu amor.  Te amo papá y le pido a Dios la bendición de amarte cada día más.  Te pido perdón por las veces que no comprendí tu amor. La vida me hizo entender que,  si alguna vez no estuviste conmigo, tu amor me acompañó; que si alguna vez me corregiste duramente, tu amor me acarició; que en la tierra o desde el cielo, tu amor está siempre conmigo.  Te amo papá y le pido a Dios la bendición de amarte cada día más. 	 Te agradezco papá por la vida que me diste. Te agradezco tus esfuerzos, tu trabajo y tu ejemplo. Te agradezco tu gran amor.  Te amo papá y le pido a Dios la bendición de amarte cada día más.  GRACIAS DIOS MÍO POR HABERME DADO AL MEJOR HOMBRE COMO PADRE.  Gonzalo José Rodríguez Marcucci

Sé por fe que Dios es Amor Infinito y Sabiduría Perfecta; que ni una hoja de hierba se mueve sin Su Voluntad; que, dentro de todos los hombres del mundo, Dios te escogió a ti para que fueras mi padre; y, aunque como humano seas imperfecto, eres el padre perfecto para mí. Te amo papá y le pido a Dios la bendición de amarte cada día más. Yo soy tu sangre papá, a ti te debo la vida. Sé que Dios nos ha unido, tú siempre serás una parte de mí y yo de ti. Reconozco que tú me has amado aún desde antes de nacer. Hoy te confieso que siempre he necesitado de tu amor. Te amo papá y le pido a Dios la bendición de amarte cada día más. Te pido perdón por las veces que no comprendí tu amor. La vida me hizo entender que, si alguna vez no estuviste conmigo, tu amor me acompañó; que si alguna vez me corregiste duramente, tu amor me acarició; que en la tierra o desde el cielo, tu amor está siempre conmigo. Te amo papá y le pido a Dios la bendición de amarte cada día más. Te agradezco papá por la vida que me diste. Te agradezco tus esfuerzos, tu trabajo y tu ejemplo. Te agradezco tu gran amor. Te amo papá y le pido a Dios la bendición de amarte cada día más. GRACIAS DIOS MÍO POR HABERME DADO AL MEJOR HOMBRE COMO PADRE. Gonzalo José Rodríguez Marcucci

Categorías: Herramientas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


dos − = 1